El "Manual de normas y procedimientos para la gestión de aceites usados" en Bogotá ha sido actualizado y está ahora disponible.

La Secretaría de Ambiente ha aprobado la Resolución 2238 de 2023, la cual adopta el "Manual de normas y procedimientos para la gestión de aceites usados en el Distrito Capital". Este manual tiene como objetivo establecer los procedimientos, obligaciones y prohibiciones para aquellos que forman parte de la cadena de gestión y manejo de aceites usados, un residuo considerado peligroso.

 

La elaboración de este manual se basa en actividades de evaluación, control y seguimiento ambiental realizadas por la entidad en servitecas, lubricentros, establecimientos de mantenimiento vehicular, comercios, manufacturas, movilizadores de aceite usado, establecimientos con licencia ambiental para la gestión de aceites usados y otros usuarios que, debido a sus actividades económicas, generan y/o gestionan aceite usado. Era necesario contextualizar, incorporar y definir de manera adecuada los procedimientos que estaban contemplados en la versión de 2003.

 

Los participantes en la cadena de aceites usados encontrarán directrices específicas para fortalecer la gestión adecuada de residuos, proporcionando herramientas para prevenir impactos en la salud humana y el medio ambiente.

 

El documento también proporciona información sobre los requisitos para realizar trámites como la inscripción como Acopiador Primario de Aceites Usados, Registro de Movilización y Licencia ambiental para la gestión, otorgados por la Secretaría de Ambiente. Además, se incluyen los formatos necesarios para solicitar estos trámites.

 

Según la Subdirección del Recurso Hídrico y del Suelo de la Secretaría de Ambiente, este manual será una herramienta crucial para la gestión y manejo integral adecuado de este residuo por parte de todos los actores involucrados en la cadena.

¿Qué se entiende por aceites usados?

 

Los aceites usados son todos los lubricantes empleados en motores, transmisiones o sistemas hidráulicos, ya sean de origen mineral o sintético. En diversos entornos industriales, estos aceites pueden contaminarse con compuestos químicos perjudiciales tanto para la salud humana como para el medio ambiente, tales como metales pesados, hidrocarburos aromáticos polinucleares, benceno y Policloruros Bifenilos (PCB), entre otros.

 

Esta contaminación convierte a los aceites usados en residuos peligrosos que demandan una gestión especializada, considerando sus propiedades físico-químicas y su nivel de peligrosidad. Existe un potencial crítico de impacto en los recursos naturales y la salud humana.

 

¿Cuáles son las consecuencias de un manejo inadecuado de los aceites usados?

 

El vertido inapropiado de aceites usados en el suelo altera sus propiedades físicas, incluyendo la capacidad de absorción, la acidez y la humedad. Algunos componentes de los aceites usados pueden acumularse en las plantas y tener contacto con los alimentos. Además, cuando se filtran a través de las capas superficiales del suelo, pueden afectar la calidad del agua subterránea.

 

La eliminación de los aceites usados mediante la incineración o su uso como combustible sin un tratamiento adecuado puede generar impactos en la calidad del aire.

 

 

Fuente: Oficina de prensa de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Jueves, 23 de noviembre de 2023.