gallery/captura de pantalla 2020-04-24 a la(s) 12.48.29 p. m.
gallery/portada pagina web

PERIODISMO SOCIAL PARA LA REGIÓN CENTRAL DE COLOMBIA

gallery/captura de pantalla 2019-04-03 a la(s) 1.13.22 p. m.

Gonzalo Burgos, el nuevo heredero

 de Rufino José Cuervo

    gallery/captura de pantalla 2019-04-03 a la(s) 2.04.25 p. m.
    gallery/captura de pantalla 2019-04-03 a la(s) 2.04.25 p. m.
    gallery/captura de pantalla 2019-04-03 a la(s) 2.04.25 p. m.

    En el año 1.911 Rufino José Cuervo, filólogo, lexicógrafo, humanista y erudito; tuvo una ilusión, dejar su herencia a un tipógrafo muy pobre de la ciudad. Hoy 108 años después su deseo se vuelve a cumplir, Gonzalo Burgos es su  nuevo heredero.

     

    Gonzalo Burgos Hernández tuvo su primer contacto con el mundo de la tipografía hace más de 45 años.

    Burgos, quien tiene ahora 56 años, era apenas un chiquillo cuando entró a un taller, por allá en el periódico El Siglo, y llevaba apenas unos minutos cuando un grito lo hizo salir de su sueño de tintas y plomo.

     

    “No te vayas a cortar”, le gritó su papá al otro lado de la rotativa. Desde ese día, supo que quería ser tipógrafo.

     

    “Fui a coger la guillotina y  me dijo que no me acercara a eso porque me podía quitar las manos. Fue muy lindo, ver como el plomo se fundía en las máquinas”, asegura Gonzalo, quien, con su rostro sin aparente emoción, recuerda cómo llegó al periódico.

     

    “Mi papá trabajaba en el diario El Siglo, era linotipista y yo armaba todas las cajas del diario con él. Se enamora uno de este oficio, no lo deja nunca”, dice Gonzalo, quien se presentó a la convocatoria del legado de Rufino José Cuervo, por su pareja.

     

    “Un día mi esposa estaba viendo la televisión y me dijo: ‘mira amor, un concurso donde tú cumples los requisitos’, y pues yo no como no creo, me puse fue a mirar y saqué todos los papeles con ella. No compro lotería porque no creo en nada”, recuerda Gonzalo, quien, en su misma distracción, no se presentó al sorteo donde se hizo ganador del legado de Rufino, $19’095.150 de pesos, por concepto de unas acciones bancarias y el arriendo anual de una casa en el centro histórico de Bogotá.

     

    “Lo que pasa es que ya ni me acordaba, porque escuché que el sorteo era el 20, y que el 20 daban la información ya ni me acordaba, no le puse mucha emoción, porque como le digo no creo en esas cosas, solo en Dios que me ha llenado de bendiciones”, dice este bogotano padre de dos hijos, y quien, al ver la inmersión de la tecnología en su oficio decidió estudiar publicidad.

     

    “La tipografía es muy linda como tal, se innova, son puras artes gráficas, es la cabeza de las artes gráficas es muy lindo. Soy publicista, hago páginas web, todo lo que haya de publicidad, impresiones, señalización”, afirma.

     

    Recuerda con sentimiento la tipografía de años atrás. Cuando todavía el olor a tinta inundaba los talleres y las manos se manchaban en la creación de piezas, textos y documentos. “Extraño la creación, crear, lo que se hace con los computadores hacerlo con las manos”, sentencia con congoja, este capitalino, quien es el nuevo heredero de Rufino y quiere comprarse un plotter, para preservar por años, el oficio que se niega a morir.

     

    28 de Noviembre de 2019.

    gallery/nuevo heredero de rufino josé cuervo
    gallery/photo-2019-11-19-11-02-32