Tinguas azules culminan su período de migración en marzo: CAR

    Según la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), las largas distancias que recorren estas aves les acarrea un alto desgaste energético que en ocasiones les provoca cansancio, por lo que terminan extraviadas y desorientadas en tejados, vías públicas, parques y patios de las casas.

    Por ello, la entidad entrega recomendaciones a la ciudadanía sobre qué hacer en caso de encontrar un ave de esta especie:

     

    — Aislarla de cualquier peligro como carros, perros y gatos.

    — Ubicarla en una caja de cartón limpia que tenga agujeros por donde pueda recibir aire.

    — Aprovisionarle agua potable con azúcar, al igual que vegetales y arroz crudo o cocinado.

    — Comunicarse con las autoridades competentes para su valoración y atención.

     

    Paula Kecán, bióloga de la CAR, explicó que estas aves migran de manera altitudinal (por pisos térmicos y distancias cortas) y latitudinal (largas distancias).

     

    “Esta especie realiza migraciones cortas, altitudinales, desde los Llanos Orientales y el Valle del río Magdalena hacia las zonas geográficas más altas como la Sabana de Bogotá o el altiplano cundiboyacense”.

    Y aseguró que este desplazamiento ocurre todos los años entre los meses de octubre y marzo debido a los drásticos cambios de clima y la disminución de recursos para alimentarse que se registran en la zona donde habitan (Llanos Orientales y el Valle del río Magdalena).

     

    “Su principal motivación para migrar es sobrevivir a la escasez de alimento que se presenta en el territorio por cuenta de la sequía. Por esa razón, se trasladan a zonas donde existe una mayor oferta de productos como los humedales y las lagunas”, resalta Kecán, quien enfatiza que a partir de marzo las tinguas azules comienzan a regresar a su hábitat en el oriente del país.

     

    La CAR rescató una tingua en una vivienda de Chiquinquirá.

     

    Recientemente en el barrio Las Ferias de Chiquinquirá, funcionarios de la Dirección Regional y el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía de esa ciudad boyacense, realizaron el rescate de una tingua azul que fue hallada por una familia al interior de su residencia.

     

    “El ave estaba desorientada y terminó al interior del municipio. Por fortuna el trabajo pedagógico que hemos hecho junto a la Policía, ha surtido efecto y la gente protege a los animales mientras las autoridades acuden a su rescate”, comentó Jahanna Castro, directora de la CAR regional Chiquinquirá.

     

    Tras el diagnóstico de los profesionales el ave fue dejada en libertad en inmediaciones del río Suárez al encontrarse en buen estado de salud.

     

    La CAR informó que sus líneas de atención al ciudadano están abiertas para atender cualquier solicitud frente al rescate de fauna. Se trata del correo electrónico: sau@car.gov.co, las redes sociales de la Corporación o líneas telefónicas 601 580 11 11 en Bogotá y 01 8000 915 317 a nivel nacional.

     

    También pueden contactarse con cualquiera de las 14 direcciones regionales con las que cuenta la Corporación.

     

     

    Fuente: CAR Cundinamarca.

    Jueves, 9 de febrero de 2023.

    Hasta el próximo mes de marzo estará en curso el período de migración hacia zonas montañosas de las tinguas azules, una especie de ave que se caracteriza por su llamativo color azul verdoso y que habita especialmente en ecosistemas acuáticos.