Con más de 43 mil asistentes, el evento Joropo al Parque fue un rotundo éxito.

“Me siento muy afortunado de poder disfrutar de un espectáculo así y que sea gratuito”, “gracias por darnos la oportunidad a mi familia y a mí de conocer a estos grandes artistas”, “en mis 75 años, nunca había estado en un evento tan bonito”, “la cultura llanera es muy poderosa”. Con estas expresiones, el público de la capital celebró la tercera edición de Joropo al Parque, que este año contó con la participación de más de 350 artistas, cultores y compañías de danza. Así, este evento se consolida como un espacio de encuentro que rinde homenaje y destaca los elementos más representativos de la cultura llanera.

Según María Claudia Parias, directora del Instituto Distrital de las Artes (Idartes), “más de 43 mil personas asistieron a todas las actividades organizadas en el marco del Festival, tanto en la Plaza de Bolívar como en el concierto de gala inaugural, en el Llanódromo y en las jornadas académicas. De este modo, Joropo al Parque demostró su capacidad para crear un espacio de encuentro y unión en el espacio público. Queremos agradecer a la ciudadanía por disfrutar de la oferta cultural de Bogotá, diseñada para garantizar el ejercicio de sus derechos culturales”.

La funcionaria también explicó que uno de los objetivos de Joropo al Parque es destacar los Cantos de trabajo de Llano y promover esta tradición entre diversos públicos, reconocida en 2017 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. “Estos cantos reflejan la identidad del llanero y, desde Idartes, nos unimos al esfuerzo de los llaneros por mantener viva esta manifestación artística que está en peligro de extinción”.

“En Bogotá, el joropo es el rey”
“Fue una experiencia inolvidable”. Así define Argemiro Acevedo, de la agrupación distrital Catire Acevedo, su participación en este evento, que según él, “realza los valores de la cultura llanera y permite a los nuevos talentos mostrarse ante el público”.

Para Valentino Caroprese Piano, ganador de la convocatoria distrital, “la cultura no es solo llanera, es colombiana; por eso es importante tener este tipo de escenarios que la apoyan y nos permiten darnos a conocer”.

Aries Vigoth, conocido como “El Romántico del Llano”, añadió que el Festival “promueve la preservación de las costumbres y tradiciones de nuestros ancestros, que deberían mostrarse en todo el mundo”.

Por su parte, Óscar Curvelo, el “rey de la mandolina”, expresó su alegría y entusiasmo tras su participación en el Festival, señalando que los asistentes disfrutaron de su presentación, en la que la mandolina fue la gran protagonista. “Aplaudo la importancia que en Bogotá le dan al joropo; ni en el llano se ve esta puesta en escena. Aquí, el joropo es el rey”.

Jhon Moreno, curador del evento, aseguró que el público fue receptivo con las propuestas musicales, seleccionadas con cuidado y detenimiento para garantizar espectáculos de gran calidad. “Es interesante y positivo ver cómo las diferentes manifestaciones culturales tienen cabida en los ‘al Parque’, lo cual es fundamental para el reconocimiento de la diversidad colombiana”.

Las voces femeninas, grandes protagonistas
144 mujeres, entre cantantes y bailarinas, fueron protagonistas en el Festival. Milena Benites cerró el primer día en la Plaza de Bolívar, que vibró con el zapateo y los cantos del público, quienes al unísono interpretaron los éxitos de esta llanera, una de las principales voces de esa región.

América Rey, sobrina del juglar Luis Ariel, hizo cantar a los asistentes con sus propuestas musicales, fusionadas con temas reconocidos de artistas de otros géneros.

Amanda Betancourt, la dulzura del joropo; Liliana Colina y Verónica Ortiz, cantadoras de trabajo; Andrea Mejía de Laguna Brava Ensamble; y Barbarita Díaz de El Arpa en Tradición, entre otras figuras femeninas, elevaron el joropo a otro nivel durante los dos días del evento.

Música, baile y emprendimientos
Entre pasajes romanceros, criollos, sabaneros y baladas llaneras, los visitantes de la Plaza de Bolívar también disfrutaron de la Zona de Arte y Emprendimientos, una iniciativa en colaboración con la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico a través de su programa Hecho en Bogotá. Esta zona promovió lo mejor del talento local con una variedad de emprendimientos en moda textil, joyería, marroquinería y artesanías. Como resultado, los emprendedores obtuvieron ganancias superiores a 18 millones de pesos.

En general, el balance de cierre de Joropo al Parque 2024 es positivo. Con cada nota y cada paso, demostró por qué este Festival, con solo tres ediciones, se está instalando en la memoria y el corazón de los bogotanos.